Las amenazas en redes sociales no son delito si no tienen repercusión

Un juez de la Audiencia Provincial de Valencia ha dictado en su sentencia que unas amenazas en redes sociales sin repercusión no se consideran delito de odio. Puesto que la discusión llevada a cabo en Facebook no tuvo capacidad de influencia, el magistrado considera que no hay poder de liderazgo por parte de la persona que llevó a cabo los insultos, por tanto, no hay mayor trascendencia.

Alberto Novoa, socio del área laboral, sobre esta sentencia de amenazas en redes sociales, constata que  “el juez aprecia que el autor se dirige a alguien en concreto, pero no busca provocar el odio frente a nadie”, ya que “no todos los insultos son delitos de odio”, según indica en sus declaraciones a Expansión.

Si desea ampliar la presente información, no dude en ponerse en contacto con nuestro despacho llamando al 91.345.48.25 o bien enviando un email a info@cecamagan.com

Categories