Igualdad de oportunidades. El camino hacia la excelencia empresarial

En los últimos años se ha avanzado en materia de igualdad. Nuestra normativa prohíbe las discriminaciones y obliga a todas las empresas a respetar la igualdad de trato y de oportunidades y a adoptar medidas que eviten cualquier discriminación laboral por razón de sexo. Además, obliga a las empresas con más de 250 personas en plantilla a elaborar e implantar Planes de Igualdad, pudiendo el resto hacerlo voluntariamente en el marco de su Responsabilidad Social Empresarial o sus sistemas de calidad. Por su parte, el tejido empresarial ha ido incorporando medidas para la consecución de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres. Pero aún queda  mucho camino por recorrer.

Ser una empresa que ha integrado la igualdad entre mujeres y hombres en su gestión y cultura empresarial o que es socialmente responsable desde la perspectiva de género NO es “tener una plantilla con igual o superior número de trabajadoras que trabajadores”.

Las empresas pueden incorporar la igualdad a su gestión elaborando e implantando planes de igualdad, conciliación y prevención del acoso sexual y por razón de sexo; asegurando el respeto a la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres los procesos de reclutamiento y selección, formación continua, promoción y desarrollo de carrera, política de retribución y prevención de riesgos laborales así como incorporándola en su responsabilidad social; gestionando correctamente la diversidad; empleando en su comunicación y  publicidad, lenguaje e imágenes respetuosas e inclusivas, no sexistas, sin estereotipos y discriminaciones; adaptando sus productos/servicios a las necesidades de ambos sexos, formando y concienciando a su personal. Posteriormente es vital que lo comuniquen, soliciten acreditaciones y distintivos, como el distintivo “Igualdad en la Empresa”, que otorga el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Es una Marca de Excelencia Empresarial en materia de Igualdad.

IMPULLSA EMPRESARIAL, como consultora experta en la incorporación de la Igualdad de Oportunidades en las empresas, ha comprobado que quienes incorporan la IO a su gestión además de acercarse a la Excelencia Empresarial obtienen múltiples beneficios, entre ellos:

  • Evitan sanciones, de hasta 819.780 euros.
  • Optimizan sus recursos humanos. Atraen y retienen talento, reducen el absentismo y las bajas por ansiedad, depresión y estrés, aumentan la satisfacción de su personal, creando un buen clima laboral con una plantilla motivada y comprometida.
  • Incrementan su productividad y la satisfacción y fidelización de su clientela.
  • Detectan nichos de mercado y aumentan sus oportunidades de negocio.
  • Conectan mejor con las personas destinatarias de sus acciones de comunicación e incrementan la eficacia de sus acciones de marketing.
  • Mayor reputación, mejor imagen y posicionamiento empresarial. Ofrecen una imagen de mayor Responsabilidad Social, más actual, comprometida y valorada que atrae clientela e inversión e incrementa su valor como colaboradoras y adjudicatarias de concursos públicos.
  • Impacto positivo en la cuenta de resultados.
  • Se anticipan y adaptan a un entorno cambiante.

En definitiva, hablar de empresas pioneras en igualdad es hablar de empresas líderes del mercado.

Maria José Rodriguez Rojas
Directora de Proyecto en Impullsa empresarial 

One Comment

Post A Comment