Cómo compartir datos y liberar todo su potencial con plenas garantías legales

Cómo compartir datos y liberar todo su potencial con plenas garantías legales

Si eres el responsable de una de esas empresas u entidades que aún piensa que el destino de los datos corporativos no es otro que el de mantenerlos reservados, y a salvo de todo y todos, bajo el principal pretexto de que la normativa protectora de datos personales no te deja hacer nada con ellos, tenemos dos noticias que darte: una buena, relativa a las enormes posibilidades de negocio que se abren al calor de las nuevas normas y estrategias europeas sobre cómo compartir datos o “data sharing”; y otra, menos buena, y es que ya te habrás percatado de que, a pesar de lo anterior, sigues sin aprovechar todas las ventajas que te ofrecen las nuevas bases legales que permiten maximizar todo el valor y potencial inherente a la información corporativa que manejas.

Te contamos a continuación como ponerle remedio a esta situación de forma fácil y sencilla.

¿Por qué es importante liberar todo el potencial de los datos disponibles en las empresas?

El valor de los datos reside en su uso y reutilización. Los datos están para ser liberados, usados y compartidos, respetando las normas legales de privacidad porque, sólo de esta forma, se podrán sentar las bases para una verdadera reconstrucción empresarial, generar innovación y riqueza, crear empleo y, en definitiva, propiciar un entorno de bienestar social y económico.

Los datos y cómo compartirlos, data sharing, son el elemento vital del desarrollo económico y remodelan las formas de producir, consumir y vivir. Además, usar datos es fundamental para el desarrollo de las tecnologías emergentes como la Inteligencia Artificial.

Sin datos no hay progreso, ni innovación. Si se quiere liberar tal potencial, es necesario garantizar un mejor acceso a los datos, así como su uso responsable en consonancia con la ley.

Por ello, innovar, mejorar o transformarse con base a los datos propios o de terceros, (cada vez son más los que detentamos y más variados), ya no es opcional, puesto que se presenta como una necesidad empresarial para sobrevivir y crecer en el contexto global actual.

Por tanto, hoy más que nunca resulta imposible poner “puertas al dato” y, lo más interesante, es que la reciente normativa resulta muy favorable a las estrategias tendentes a cómo compartir datos, liberarlos y usarlos entre públicos y privados, así como entre privados entre sí.

En este sentido, la Unión Europea (UE) ha manifestado que los datos deben estar disponibles para todos, ya sean actores públicos o privados, grandes o pequeños, emergentes o gigantes. Esto ayudará, según las instituciones europeas, a que las empresas y la sociedad puedan extraer el máximo partido de la innovación y la competencia, garantizándose que todos se beneficien de un dividendo digital.

De hecho, la UE quiere convertirse en un modelo de referencia de una sociedad empoderada por la compartición de datos para tomar en base a ellos las mejores decisiones, tanto en el ámbito empresarial, como en el sector público.

Para cumplir estos objetivos estratégicos, se ha aprobado recientemente un sólido marco jurídico que permite desarrollar de forma plena la economía europea de los datos, lo que debería aprovecharse por tu empresa en términos de competitividad y rentabilidad.

Cómo compartir datos y la oportunidad que debes aprovechar

La regulación del espacio europeo para compartir datos ofrece en estos momentos a las empresas una oportunidad única y excepcional de crecer y diversificar su actividad con apoyo en el uso legal de sus datos, (y los de otros a los que pueda legítimamente acceder) permitiendo que:

  • Los datos puedan fluir en la UE y en todos los sectores de actividad potenciando, en general, su libre circulación y los flujos internacionales, incluso, cuando estos tengan carácter personal, si bien con pleno respeto a la normativa aplicable y mediante sistemas o mecanismos fiables de gobernanza
  • Los datos puedan compartirse de forma legítima entre entidades públicas y privadas con apoyo en la normativa de reutilización de los datos del sector público con el sector privado (G2B Data Sharing), así como también permitiendo el acceso por parte del sector público de los datos en manos privadas mediante procesos de B2G Data Sharing
  • Los datos puedan comunicarse y reusarse entre entidades del sector privado con atención a ciertos principios, normas, herramientas o licencias (B2B Data Sharing)
  • Crear espacios comunes de datos en sectores estratégicos (industria, salud, movilidad, medio ambiente, financiero, energía, etc.) para generar un ecosistema estable de acceso y compartición de datos que cree nuevos productos y servicios basados en datos más accesibles

Ello se traduce en la posibilidad de materializar múltiples proyectos de monetización de los datos, de exportación, importación y compartición de datos, de Marketplace de datos, así como propiciar el lanzamiento de nuevos productos y servicios basados en la reutilización de la información, entre otros. Las posibilidades de negocio basados en datos son amplias y diversas.

Todas estas posibilidades de acceso, utilización y compartición de datos se sustentan en la normativa vigente, por lo que se trata de proyectos legítimos que, sin embargo, deben también atender, en paralelo, a otras normativas como la protectora de datos personales (si los proyectos de uso y compartición de datos afectaran a este tipo de datos), de propiedad intelectual e industrial, secretos empresariales y competencia. De hecho, el reciente lanzamiento de la Oficina del Dato en España no hace más que incrementar aún más las opciones para las empresas españolas en este ámbito.

En definitiva, que si aún no extraes todo el valor a tus datos o accedes bajo condiciones legítimas a los datos de terceros es porque no deseas crecer con apoyo en estos.

Por eso, te animamos a explorar y explotar con total garantía tu principal activo empresarial, que no es otro que los datos e información que detentas.

En Ceca Magán Abogados cuenta con un partner legal de confianza en este proceso hacia el cambio, que integra a un equipo jurídico experto, solvente, con una sólida experiencia nacional e internacional y con claro enfoque de negocio. Contacte con nuestros abogados especializados aquí.

Noemí Brito

Socia del Área de Tecnología, Innovación y Economía Digital

Añadir nuevo comentario