El ‘dominio’ de internet

Leyendo por la mañana las noticias que afectan al ámbito jurídico, ya sabemos que este mundo cada día tiene una dirección diferente que da lugar a nuevos cambios por lo tanto es algo que los abogados estamos obligados a hacer, me he encontrado con el siguiente titular en el diario Expansión “España pierde el partido del ‘.futbol’ ante Estados Unidos”.

(http://www.expansion.com/2013/03/27/juridico/1364401799.html)

Evidentemente leyendo un titular así cualquiera puede pensar, por un lado, qué tiene que ver esto de la victoria en el futbol con el mundo jurídico, y por el otro, es imposible que España pierda algo en el mundo del futbol, y menos contra aquellos que lo llaman ‘soccer’.

De primeras tras leer el artículo podemos dejar apartado el mundo del futbol, al menos en este post, y centrarnos en el hecho de que que en lo que se nos ha adelantado Estados Unidos, no solo a nosotros sino al resto del mundo hispanohablante, es que la empresa estadounidense Atomic Falls a solicitado el dominio, en el mundo entero, de “.futbol”. Lo que conlleva todo esto es que, de ahora en adelante, como bien indica el artículo ‘cualquier equipo español o latinoamericano que quiera contar con una web con el apellido .futbol deberá pagar por su utilización’.

A raíz de este artículo, he decido hacer mi post de hoy, no solo hablar del dominio vinculado al futbol, si no de la importancia y el crecimiento que el registro de los dominios está teniendo en el mundo de internet, y también, por qué no decirlo, porque tengo un gran amigo que se pasa el día buscando en internet qué dominios adquirir -pensando la influencia que pueden tener en el futuro-, para después venderlo a un precio más elevado y hacer negocio. Que no se nos olvide que adquirir un dominio es adquirir un bien, y como cualquier bien que está bajo nuestra propiedad quien lo use debe pagarnos y que si el día de mañana no nos interesa o a alguien le interesa más, también debe de pagarnos para que nuestro ‘dominio’ pase al suyo, y aquí nace un gran negocio que va en crecendo.

Como mi intención no es aburrir a quienes lean esto, no pretendo hacer una tesis sobre qué es el dominio, sus usos y disfrutes, simplemente quiero marcar, a grandes rasgos, lo importante que es esta figura para muchos desconocida aunque se encuentren a diario con ella, pero cada vez está y estará mas ‘regulada’.

Para empezar daré una breve definición del concepto ‘dominio’, es decir, un nombre que permite otorgar identidad de equipo más fácilmente recordables en lugar de una dirección IP numérica, que es la que identificaba originalmente cada máquina. Probablemente muchos nos quedamos como estábamos, pero lo importantes es reconocerlos, son aquellos que cuando los escribimos en la ‘barra de internet’ ponemos algo y lo finalizamos con ‘.com’, ‘.es’, ‘.uk’, y así podemos llegar hasta miles y millones de dominios distintos que componen el mundo de internet. Como detalle decir que solamente en dominios ‘.com’ existen más de 106 millones registrados.

Aún creo que puedo ser más clara. El ‘.com’ es el dominio genérico utilizado para empresas o cualquier web de carácter comercial, también podemos encontrarnos con dominios geográficos o territoriales, como en España el ‘.es’. Por otro lado, también hay que aclarar que existen los dominios calificados como de segundo nivel, es decir, aquellos que el nombre va inmediatamente a la izquierda del dominio de primer nivel (‘.com’, ‘.es’,…). Un ejemplo para entender esto en nuestra propia web localhost/cecamagan, el dominio es ‘cecamagan.com’.

Para gestionar este mundo en expansión, donde todo dominio tiene un precio, sin importar lo absurdo que parezca, existe una comisión encargada de gestionar la administración de los dominios, la ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers).

¿Por qué es importante todo esto de los dominios en el mundo empresarial? Fundamentalmente crean nuestra identidad en Internet, ya que es nuestro escaparate en Internet cuando se mencione nuestra empresa, y es importante tener dicho dominio registrado a nuestro favor para que en un futuro ningún competidor, aprovechándose del prestigio conseguido, utilice nuestro ‘marca-dominio’ sin nuestro conocimiento ni consentimiento. Quizás esto sea una de las razones más importantes, de cara a nuestra empresa o negocio, que debemos tener en cuenta si queremos registrar nuestro dominio (el dominio que registramos va vinculado a la página web y a los correos electrónicos, en caso de tenerlos).

Para ir concluyendo simplemente comentaros los pasos para registrar un dominio, primero debemos verificar si el dominio que queremos está disponible (existen páginas web que nos lo verifican), posteriormente, tras ver que el dominio esta libre, se debe completar el formulario que encontramos en las páginas de el agente registrador que hayamos decidido (a través de la ICANN encontramos el listado de agentes registradores), y finalmente enviamos la solicitud, eso si, para registrar el dominio debemos pagar una cuota e indicar por cuánto tiempo lo queremos hacer, aunque después se podrá renovar.

Pienso que el tema de los dominios va a dar lugar a grandes controversias, ya no solo por la parte comercial, sino también por el tema de la Marca, como bien refleja el artículo de Expansión que he comentado al comenzar este post, cuando recoge las palabras de ‘Francisco Pérez Bes, vicepresidente de la Asociación de Expertos Nacionales de la Abogacía TIC (Enatic) muestra sus reservas sobre el asunto de la concesión de estas extensiones: “Partimos de un sistema basado en el derecho de las marcas –en España, la ley 17/2001 de 7 de diciembre– que impide registrar nombres genéricos. Y, ahora, Internet va a permitirlo. Muchos deberían seguir perteneciendo al ámbito público”.’ Aquí podemos tener la razón de futuros conflictos.

Y para terminar, a modo anecdótico, aunque algunos cuando lo leas nos les parezca tanto, al principio de post os he comentado que también me ha influenciado que un amigo se dedique a buscar qué dominios comprar, porque este mundo también es un negocio con sus reglas marcadas, pero creo que el párrafo con el que finaliza el artículo de Expansión es el objetivo que tiene mi amigo, y muchas personas conocedoras del mecanismo del mundo de los dominios, “[…] el caso más interesante ha sido el de la Ciudad Condal, que ha pedido .bcn y .barcelona. En este caso, el Ayuntamiento ha decidido tomar esta decisión para que no le vuelva a suceder lo que ocurrió en 2003, cuando tuvo que gastar cerca de un millón de euros para recuperar el dominio barcelona.com, que había sido registrado por un ciudadano de Mataró.”

Por lo tanto pongan un dominio en su vida, en sus empresas, en sus nuevos proyectos, y si necesitan orientación para llevarlo a cabo cuenten con nosotros, ya que es un mundo mucho más extenso y complejo de lo que puedo reflejar hoy aquí.

 Eva Beato Barriuso
Ceca Magán Abogados

One Comment

Post A Comment