La necesidad de un protocolo familiar jurídicamente vinculante

El protocolo familiar nació en Estados Unidos durante las dos últimas décadas del siglo XX y lo hizo en el seno de las ciencias empresariales y no en el de las jurídicas. Como consecuencia probablemente de este origen, no siempre se ha entendido como un documento estrictamente jurídico, sino que se impregnó rápidamente de la dialéctica propia de lo empresarial y ha resultado ciertamente difícil reconducirlo hacia lo jurídico, lo cual ha dificultado sobremanera confeccionar protocolos verdaderamente útiles para las familias empresarias que los otorgaban. Leer Artículo.

Post A Comment