¿Existe un límite a la libertad de expresión en las marcas de la industria de la moda?

Nathalie Croquet y el fotógrafo Daniel Schweizer, trataron de hacer reflexionar al público sobre los estándares de belleza parodiando conocidas campañas publicitarias de importantes marcas del sector de la moda. La industria del cine también puso a prueba a este sector en múltiples ocasiones, como en el diablo viste de Prada. El mundo del espectáculo lo hizo con Ryan Raftery y la recreación de la gurú de la moda Anna Wintour. Aunque, lo más interesante desde nuestro punto son aquellas marcas de moda que nacen con el objeto de parodiar otras marcas del sector y llegan a ser tan conocidas como las marcas a las que parodian. . .

Seguir Leyendo

Por Esther Pérez, responsable del área de derecho de la moda, FASH LAW, en Ceca Magán.

flash-law_logotipo-75px

Post A Comment