Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven 2013/2016

El pasado martes 12 de Marzo de 2013, se presentó en La Moncloa  la Estrategia de emprendimiento y empleo joven, acto presidido por el presidente del Gobierno y cuyo objetivo fue el de impulsar medidas dirigidas a reducir el desempleo juve­nil. La Estrategia responde a las recomendaciones que ha realizado la Comisión Europea y está en línea con los objetivos de la “Garantía Juvenil” europea.

El desempleo juvenil en España es un problema estructural, que se ha visto agra­vado por la crisis, y que presenta graves consecuencias para la situación presente y futura de los jóvenes españoles. En España la tasa de desempleo juvenil dobla la media de la UE-27, siendo del 54,1%  y el 23% respectivamente, para los jóvenes menores de 25 años. Existen un conjunto de debilidades es­tructurales que influyen directamente en las cifras de desempleo joven, tales como la alta tasa de abandono escolar, que dobla los valores de la UE-27, escaso peso relativo de la formación profesional de grado medio, poco conocimiento de idiomas extranjeros, alta contratación parcial no deseada, entre otros.

Los objetivos de la estrategia se basan en reducir la tasa de desempleo juvenil y abordar las causas estructurales del mismo, por lo que los objetivos marcados son: Contribuir a mejorar la empleabilidad de los jóvenes, Aumentar la calidad y la estabilidad del empleo joven, Promover la igualdad de oportunidades y Fomentar el espíritu emprendedor.

La estrategia para fomentar el emprendimiento y el empleo juvenil consta de 100 medidas, de las cuales 15 son de choque en el corto plazo y 85 en el medio-largo plazo. Con las medidas de choque se esperan efectos relacionadas con estí­mulos a la contratación, el emprendimiento y la mejora de la intermediación, mientras que con las medidas de impacto a medio y largo plazo se pretende hacer frente a los problemas estructurales que presenta el empleo juvenil, entre las que se encuentran fomentar el espíritu emprendedor, colaboración público-privada en la búsqueda de un puesto de trabajo y estimular la contratación, igualdad y flexibilidad, entre otros.

En cuanto al alcance, se estima que las medidas de impacto de la Estrategia se traducirán en más de dos millones de acciones que beneficiarán a más de un millón de jóvenes a lo largo de los cuatro años. Respecto a la dotación presupuestaria para la consecución de los objetivos de la Estrategia y la implementación de las nuevas medidas, se pre­vén nuevos recursos económicos por importe de 3.485 millones.

La Estrategia contempla la posibilidad de la “adhesión”, abierta a los agentes so­ciales  y a todas aquellas organizaciones que pongan en marcha actua­ciones cuyos resultados redunden en facilitar el acceso de los jóvenes al mercado de trabajo por la vía de la contratación o el emprendimiento y, cuenta con un sello o distintivo que podrán utilizar todas aquellas instituciones públicas o privadas que colaboren en su desarrollo. Tal es la Estrategia, que cuenta con mecanismos de control y seguimiento (indicadores de realización e indicadores de resultado o de impacto) para medir los efectos de la Estrategia en la realidad socioeconómica sobre la que opera para garantizar su correcta ejecución.

Dicho esto, os iremos informando acerca de la implantación real de las mismas.

Vladimir Díaz Noboa
Ceca Magán Abogados

One Comment

  • Catalina Sánchez Bellas

    Excelente articulo. Muy interesante!

Post A Comment