Sentencia: la presunción de inocencia no se aplica en despidos por acoso

La presunción de inocencia no se aplica a los despidos por acoso sexual, según apoya una reciente sentencia. En estos casos, la denuncia de la víctima es suficiente para despedir al agresor pues no se necesitan pruebas como en el proceso penal del delito.

Juan Ignacio Olmos, socio del área laboral y abogado defensor de la empresa empleadora, explica a Cinco Días que el despido es “una resolución contractual y no conlleva el empleo del derecho penal […] En estos casos hay que justificar simplemente los hechos. El testimonio de la víctima mantiene su credibilidad y se ha de valorar en ese sentido”.

En cuanto a la forma del despido, el trabajador recurrió la improcedencia de este, no por la presunción de inocencia en sí, si no por falta de pruebas. El juez aceptó en un primer momento el recurso declarándolo improcedente. Sin embargo, se ha revocado y se ha declarado finalmente procedente a favor de la empresa.

Si desea ampliar la presente información, no dude en ponerse en contacto con nuestro despacho llamando al 91.345.48.25 o bien enviando un email a info@cecamagan.com

Categories