La distribución irregular de la jornada como medida de flexibilidad Post-Covid

Con el fin del verano y la próxima expiración de los ERTE puestos en marcha para hacer frente a la crisis del COVID-19, son muchas las empresas que están explorando soluciones alternativas a los Despidos Colectivos como fórmula para mantener el empleo y, al mismo tiempo, no perder todo el fuelle que mantenían. Una de las opciones más interesantes y que mayor atención está generando por parte de las empresas se basa en la distribución irregular de la jornada de trabajo. 

Como apunta nuestro compañero Javier Reyes, abogado del área laboral, en la publicación Capital Humano, “la realidad que afronta esta medida no es otra que la de tener una plantilla que, en la actualidad, no tienen trabajo para las horas que se encuentran contratados, pero que las compañías esperan que en determinados meses del año vuelvan a tenerlo”.

“Se trata especialmente de negocios donde la actividad es cíclica, y que hasta ahora habían venido funcionando a través de la realización de horas extraordinarias, externalizaciones o contrataciones temporales. Sin embargo, los resultados del ejercicio 2020 y los previsibles, al menos, para 2021, exigen la adopción de medidas que permitan ser más competitivos y reducir costes superfluos“, continúa.

En opinión de Reyes, nos encontramos ante “una medida interesante y que alcanzará gran relevancia en el último trimestre del presente ejercicio y en el primero de 2021, dada la necesidad imperiosa del conjunto de las empresas de adaptar sus plantillas a la acuciante e inestable actividad productiva actual“.

Si desea ampliar la presente información, no dude en ponerse en contacto con nuestro despacho llamando al 91.345.48.25 o bien enviando un email a info@cecamagan.com

Published: 07/09/2020

Categories