España aprovecha resquicios legales para usar respiradores piloto en hospitales

Ante la escasez de recursos sanitarios para hacer frente a la pandemia causada por el COVID-19, muchos “hospitales, laboratorios y hasta equipos de Fórmula 1” han puesto toda su maquinaria a funcionar para crear material sanitario, como por ejemplo, respiradores artificiales.

Es el caso de ‘The Open Ventilator‘, “un proyecto de Celera que, con el apoyo de la Universidad Rey Juan Carlos, ha diseñado un prototipo de ventilador que ha sido testado por un grupo de expertos médicos del Hospital 12 de Octubre”, informa Expansión. Y junto a este equipo, asesorando a los expertos en todo momento, se encuentra nuestra compañera María José Rovira, socia del área de Público y Regulatorio.

“Los reglamentos para autorizar el uso de productos sanitarios no contemplaban las situaciones de pandemia, pero sí hay algunas vías legales para conseguir llevar cuanto antes los respiradores a los hospitales“, señala Rovira a Expansión. “Se trata de un producto sanitario que, dependiendo de lo invasivo que sea para el paciente (es decir, si se introduce o no en la tráquea), tiene unos plazos de homologación de entre 3 y 6 meses“, continúa.

Para acortar el plazo de homologación, nuestra compañera apuesta por la opción legal del uso compasivo: “Estos plazos, con el uso compasivo, se acortan mucho. Siempre que cumplan con unos estándares mínimos de sanidad, en aproximadamente dos semanas, se podrían estar utilizando los respiradores en los hospitales“, concluye.

Si desea ampliar la presente información, no dude en ponerse en contacto con nuestro despacho llamando al 91.345.48.25 o bien enviando un email a info@cecamagan.com

Published: 29/03/2020

Categories