Despido improcedente de socio: sentencia y causas

Una sentencia considera un despido improcedente de un socio cuando otro de los empresarios responsable decide prescindir de sus servicios. La peculiaridad que hace que el caso se convierta en un despido y no en un conflicto societario viene por las funciones realizadas por el socio despedido.

En estas circunstancias concretas, se considera despido improcedente del socio por acudir todos los días a su puesto de trabajo y realizar unas tareas determinadas. Así lo cuenta Alberto Novoa, socio del área laboral, viendo el caso dentro de la “doctrina del vínculo, cuestión capital en el derecho del trabajo […] Un vínculo mercantil puede anular la relación laboral, pero no cualquiera tiene esta potestad”, según indica en declaraciones a Expansión.

Si desea ampliar la presente información, no dude en ponerse en contacto con nuestro despacho llamando al 91.345.48.25 o bien enviando un email a info@cecamagan.com