un quiero y no puedo

La entrada en vigor de nuestra actual Ley de Enjuiciamiento, llevó aparejada, entre otras importantes novedades, la regulación, por primera vez y de manera sistemática, de un verdadero proceso, creado ex profeso para la reclamación de cantidades, el conocido como proceso monitorio. Indudablemente, esta novedad legislativa venía a cubrir una laguna histórica en nuestra normativa procesal y que propiciaba que nuestro país, a nivel de derecho comparado, quedara relegado a una posición de excepcionalidad, precisamente por la falta de una regulación concreta sobre esta materia en cuestión.Leer Artículo.

Post A Comment