Los drones: legislación aplicable y nuevos retos para 2020

La normativa para drones es la legislación aplicable al vuelo de aeronaves pilotadas por control remoto. Actualmente en España resulta aplicable el Real Decreto 1036/2017. En él se contienen especificaciones sobre cómo deben pilotarse los drones y qué situaciones quedan prohibidas o restringidas.

Si dispones de uno de estos dispositivos es necesario que conozcas la legislación de drones, ya que en caso de no respetarla podrías resultar sancionado. Por eso, hoy vamos a analizar la normativa sobre drones y los retos que quedan sobre la mesa.

¿Cuál es la Normativa de drones?

Como hemos señalado, el Real Decreto 1036/2017 contiene la principal legislación sobre drones en la actualidad. Entre otros elementos, regula la licencia de piloto, los requisitos para pilotar y las particularidades aplicables a diferentes escenarios.

El Real Decreto 1036/2017 establece el régimen jurídico aplicable a las aeronaves pilotadas por control remoto. Esta norma se aplica a los drones que queden fuera del campo material del Reglamento (CE) 216/2018. Regula así todo tipo de vuelos: tanto los experimentales como los recreativos y los comerciales.

Entre otras disposiciones, esta normativa sobre drones determina que los pilotos profesionales tendrán que obtener una licencia para desarrollar su actividad. Necesitarán darse de alta en la Agencia Estatal de Seguridad Aérea y contratar un seguro de responsabilidad civil.

Para los vuelos recreativos se establecen zonas y distancias de seguridad, así como la prohibición de pilotar determinadas aeronaves de noche o en malas condiciones atmosféricas. Además, el dron debe permanecer en la línea de visión del piloto. Y solo en determinadas situaciones podrán volar en ciudad o sobre grupos de personas.

En todo caso hay que identificar el dron (y matricularlo, cuando pese más de 25 kilos), y aunque para fines recreativos no sea necesario contar con el seguro de responsabilidad civil, lo más recomendable es disponer de uno. Por último, la norma regula las condiciones requeridas para pilotar en determinados escenarios y las condiciones técnicas que debe reunir el aparato.

Nueva legislación sobre drones

Aunque la norma que utilicemos sigue siendo la de 2017, la proliferación en el uso de drones ha conducido a que diversas agencias e instituciones continúen su actividad reguladora en la materia.

Así, la Comisión Europea anunció el pasado 24 de mayo una serie de medidas aplicables a los pilotos de drones europeos. Tales disposiciones pretenden aplicarse tanto los pilotos profesionales como a quienes realizan esta actividad por diversión.

El objetivo es mantener un nivel adecuado de seguridad en el espacio aéreo, así como mantener un estándar de calidad técnico adecuado. Una vez estas normas sean aprobadas y adoptadas sustituirán la legislación de drones de cada Estado miembro.

Se pretende que para el año 2020 existen registros nacionales de operadores de drones, así como que los pilotos identifiquen sus aparatos y que los Estados miembros puedan definir zonas cerradas al vuelo.

Retos pendientes en la regulación de drones

Como ves, la regulación de drones sigue siendo una cuestión de actualidad que va modificándose día a día. En este sentido, quedan muchos retos pendientes a los que el legislador y las autoridades europeas y de cada Estado miembro deberán enfrentarse. Estos son algunos de los escenarios más interesantes del sector.

Protección de datos

La protección de datos es una preocupación fundamental dentro de la Unión Europea. Así lo ha demostrado con la reciente implementación del RGPD. Y los drones suponen, sin duda, una importante amenaza a este derecho.

Todos los drones están equipados con sistemas GPS y videocámaras. Además, nada impide implementar cámaras termográficas o de visión nocturna, escáneres 3D y otros dispositivos de detección en estos aparatos.

Precisamente, por ello, la Agencia Española de Protección de Datos ha publicado una guía sobre drones y protección de datos. En ella se clasifican las operaciones según su relevancia para el tratamiento de datos personales y se dan algunos consejos para el piloto de drones.

Este esfuerzo informativo de la AEPD demuestra la preocupación que existe por las amenazas que los drones suponen a la protección de datos. Dado que hay que realizar evaluaciones de impacto y, en su caso, implementar medidas de tratamiento, cabe suponer que los especialistas en protección de datos tendrán que colaborar mano a mano con los pilotos de drones en los próximos tiempos. 

Empleo logístico

Otra de las propuestas más llamativas respecto al uso de drones es su empleo con fines logísticos. Varias empresas han anunciado su intención de utilizar estos aparatos como medios de reparto o mensajería. La normativa de drones todavía no casa con este tipo de usos. Sin embargo, la propuesta es interesante, de modo que cabe esperar más adscripciones y una futura toma en consideración por el legislador.

De hecho, el Ministerio de Industria ha puesto en marcha, junto al aeropuerto de Teruel, Novalita, Vea Global y Delsat un ensayo de distribución de medicinas por medio de drones. La Agencia Espacial Europea también va a ensayar el reparto de compras en Llíria y otras 41 ciudades.

Este tipo de servicios ya funciona en países como Australia o Estados Unidos. El problema es que la legislación de drones Europea todavía no está preparada para el reparto logístico mediante aeronaves no tripuladas. Además, en estos lugares ya hay quejas y reclamaciones por problemas relacionados con el ruido, la intimidad incluso la saturación del espacio aéreo.

Seguridad aérea

Por supuesto, el mayor problema relacionado con los drones sigue siendo la seguridad aérea. Precisamente por eso se desarrolló la normativa de drones que rige actualmente en España. La obtención de imágenes de espacios protegidos y la invasión de lugares como aeropuertos o instalaciones estratégicas puede llegar a representar problemas de seguridad nacional. Está línea de trabajo es la más desarrollada por las autoridades nacionales y europeas.

Además de estas cuestiones, quedan muchas otras en el tintero. Cabe esperar que el desarrollo de la legislación de drones se haga cargo de las problemáticas que vayan surgiendo al respecto del uso de estos aparatos.

Carlos Guerrero. Socio del área mercantil y especialista en startup.

Post A Comment